10.09.2021

Souvenirs con historia

Librerías, tiendas de moda, joyerías, bombonerías… Son muchos los negocios centenarios que aun hoy en día podemos visitar y aprovechar para llevarnos a casa algún que otro souvenir con historia. Esta es una pequeña selección de tiendas que forman parte del patrimonio histórico de Madrid y que podrá visitar durante su estancia en URSO Hotel & Spa.

La Violeta (desde 1882)
A pocos pasos de URSO, La Violeta es una tienda de dulces fundada por la familia Gil, linaje de larga tradición confitera. Fue aquí donde se crearon los caramelos de violeta, a día de hoy considerados como uno de los dulces típicos de Madrid. Actualmente La Violeta sigue siendo el único negocio que vende el caramelo original, además de un exquisito universo de productos de creación artesanal como las violetas naturales escarchadas, los caramelos surtidos o los bombones de chocolate.

Jamonería López Pascual (desde 1919)
Esta jamonería ubicada en la Corredera baja de San Pablo, en sus orígenes se conocía como “Los 3 cerditos” por una pintura de tres cerditos y un lobo que lucía el escaparate de su local. Su vocación era la de ofrecer jamón ibérico de alta calidad, procedente de cerdos criados en libertad en las dehesas de Extremadura y curados en Jabugo, Cumbres Mayores o Guijuelo. En los años 70 rompieron el escaparate y la pintura de los tres cerditos se perdió, optándose por el cambio de nombre a López Pascual (los apellidos del hijo de su fundador). Actualmente la jamonería sigue manteniendo la tradición completamente artesanal de producción del jamón ibérico, además de ofrecer una amplia selección de productos gourmet.

Joyería Grassy (desde 1923)
Grassy fue la primera joyería que abrió en la calle Infantas, especializándose en relojes. Debido al gran éxito de este primer negocio, en 1923, abriría un segundo establecimiento en Gran Vía 29, con el nombre de Unión Relojera Suiza. Aquel local de Madrid tenía dos pisos y en el gran sótano trabajaban más de cincuenta relojeros. Su reputación de casa seria y honorable fue creciendo a la par que el negocio, lo que desembocó en la apertura, en 1953, de otra tienda en el número 1 de la Gran Vía, donde se encuentra todavía hoy. Ubicada en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, alberga en la parte de abajo el Museo del Reloj Antiguo. En el lobby de URSO disponemos de una vitrina con una colección de Grassy en exclusiva que le invitamos a descubrir durante su estancia con nosotros.

Librería San Ginés (desde 1650)
En el estrecho pasadizo de San Gine?s, en su esquina con la calle del Arenal y pared con pared con la iglesia de San Gine?s, se encuentra el establecimiento ma?s antiguo del pasaje, la Libreri?a San Gine?s. Segu?n el acade?mico Manuel Rico y Sinobas en su libro “El Arte del Libro en Espan?a”, es Diego Logron?o el primer librero del que se tiene noticia, establecido alli? el 29 de noviembre de 1650. Actualmente la librería continúa abierta al público con cientos de libros expuestos en sus antiguos anaqueles de madera, para que tanto el cliente habitual como el visitante ocasional admiren este pequen?o y longevo rinco?n dedicado a la lectura.

Casa De Diego (desde 1858)
Esta tienda-taller de abanicos, paraguas, sombrillas, parasoles y bastones fabrica, desde el año 1800, todos sus artículos de forma artesanal cuidando especialmente la calidad y exclusividad. Se encuentra ubicada en la popular calle de Mesonero Romanos y, gracias a la experiencia de la familia que lo ha regentado desde siempre, Casa De Diego ha trabajado para las familias reales de todo el mundo, incluida la española.

Loewe (desde 1846)
La firma, de gran reconocimiento internacional, fue fundada por Enrique Loewe Roessberg en un taller de marroquinería en la calle del Lobo, la que actualmente se llama Echegaray. Siempre se ha dedicado a la venta de piel, efectos de viaje y encuadernaciones de lujo, todo elaborado en su taller. En 1905 se convirtió en el proveedor de la Casa Real y en los años cincuenta, fue la marca que arrasó en el comercio de lujo del Barrio de Salamanca.

Casa Hernanz (desde 1840)
La tienda Casa Hernanz lleva más de un siglo y medio vendiendo las alpargatas de Castañer. Esta moda llega en los años 60 de la mano de Yves Saint Laurent que las llevó a las pasarelas de medio mundo, pasando a ser los zapatos que usaban personajes tan conocidos como Jacqueline Kennedy o Marilyn Monroe. Actualmente su tienda es la única que vende en Madrid alpargatas cosidas a mano en 32 colores y casi 30 números.

La Nueva Parisien (desde 1897)
Esta mercería, especializada en botones y accesorios de alta costura, debe su nombre a la moda parisina, que en aquella época era un indicador de calidad y glamour. La tienda se dedica a los accesorios de alta costura: botones, cinturones, sombreros, tocados, flores, guantes, pasamaneri?as y encargos especiales.

 

Imagen: © Casa De Diego