18.09.2020

LA HISTORIA DEL PALACIO DE CRISTAL

Hay quien dice que le recuerda al jardín de un cuento de hadas, otros afirman que es el lugar perfecto para dejar florecer el arte. Otros, sin embargo, prefieren no especular dejándose sorprender por sus bóvedas de cañón y su cúpula acristalada.

El Palacio de Cristal es uno de los lugares más visitados y fotografiados de Madrid, pero, ¿conoce la verdadera historia de este emblemático monumento?

Construido por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco en 1887 y ubicado en lo que se denominaba la arquitectura del hierro en España. En sus inicios, se trataba de un invernadero con una estructura de metal y cristal que surgió con el cometido de albergar ejemplares de plantas exóticas procedentes de la que, por aquel entonces, era una colonia española.

Así, el Palacio de Cristal fue la sede oficial de la Exposición General de Filipinas en Madrid. Pronto se convirtió en un símbolo de la bonanza española que exhibía el exotismo y el progreso tecnológico que caracterizaban a la España del siglo XIX. Pero esta no es la única historia que este singular palacio guarda en su recuerdo.

En 1936 fue el lugar donde Azaña tomó posesión como presidente de la II República Española. Actualmente, el Palacio de Cristal es una de las dos sedes expositivas del Museo Reina Sofia de Madrid y alberga a menudo obras de arte de todo tipo que encuentran su lugar en el Parque del Retiro.

Sera por la forma en la que la luz inunda cada uno de sus rincones, será por el modo en el que nos hace sentir libres y protegidos al mismo tiempo, será por la sensación de paz que transmite o porque todos necesitamos de vez en cuando una dosis de fantasía, de irrealidad. Realmente nadie sabe el motivo, pero de lo que puede estar seguro es que el Palacio de Cristal ha sido, es y será, uno de los lugares más bonitos de Madrid.